Historia

El borrego cimarrón se extinguió del estado de Chihuahua a mediados de los años 60.

El Rancho La Guarida se adquirió en 1981 con el fin de reintroducir el borrego cimarrón a su hábitat histórico. Con mucha dedicación y persistencia se logró conseguir el pie de cría hasta el año 2000.

Hoy en día el proyecto cuenta con más de 400 animales y ha logrado introducir pie de cría en otros ranchos del estado de Chihuahua. También gracias a la restauración del hábitat se ha logrado incrementar significativamente la población del venado bura endémica de la zona.